Serie 4 Acuarelas/Watercolour

Acuarelas, 21×29.7 cm, papel Fabriano 300 g/m2. 80.000 CLP más costos de envío.

Watercolors, 8.5×11.75 in, Fabriano paper 140 lb. 100 USD plus international shipping costs.

Intuitive painting

I love to paint and for me is the expression of my intuition, I don’t think when I am painting and that is such a relief from the intelectual activity that I have to carry out in my work as a profesor at the University. The only pattern that I can see in my paintings is the use of strong colors and even that change when I use watercolor. So that is why I like to paint, It change in according to what I am feeling, nothing is static or has a rule, it goes with the flow of my energy in the now moment and it is a direct result of the communication with my soul. For me is the most natural of all activities that I have ever developed as a human being, all what I can remember stress me out in a certain way, specially being a scientist, what an stressful journey has been, I am grateful and also very tired.

I like to change styles, my paintings are figurative and abstract, rarely I paint something that is from this reality, is mostly fantasy and from other realms of my imagination and a mixed also between the micro & macro world I observe in my lab and nature. It is so incredible to develop this ability, to execute and articulate it in human form, it is so grounded and at the same time allows me to connect with other parts of me which are not in this 3D reality. I encourage everyone to develop art in any form, from your own perspective and inner creativity. The feeling I have after paint is pure joy, I feel lighter, like floating, it is like the gravity from planet earth is gone, paint has helped me through very tough times in my life and for that I will be always grateful to myself and my soul.

Here I present this watercolor called “La cruz” the cross, I realized that it is inclined like the one that Jeshua carried but now nobody carries it, there is no one crucified, that is not the way, it is an old way, so welcome the new energy, new paths in which human suffering is no longer present, in fact it is completely out of consciousness.

Me encanta pintar y para mí es la expresión de mi intuición, no pienso cuando estoy pintando y eso es un tremendo alivio de la actividad intelectual que tengo que realizar en mi trabajo como profesora en la Universidad. El único patrón que puedo ver cuando pinto, es el uso de colores fuertes y también eso cambia cuando uso acuarela. Por eso me gusta pintar, cambia de acuerdo a lo que siento, nada es estático o tiene una regla, va con el flujo de mi energía en el aquí y ahora y es un resultado directo de la comunicación con mi alma. Para mí es la más natural de todas las actividades que he desarrollado como ser humano, todo lo que puedo recordar me estresa de cierta manera, especialmente ser científica ha sido un camino muy estresante, estoy agradecida y también muy cansada.

Me gusta cambiar estilos, mis pinturas son figurativas y abstractas, raramente pinto algo que es de esta realidad, es principalmente fantasía y de otros reinos de mi imaginación y una mezcla también entre el micro y macro mundo que observo en mi laboratorio y la naturaleza. Es tan increíble desarrollar esta habilidad, ejecutarla y articularla en forma humana, está muy anclada en esta realidad y al mismo tiempo me permite conectarme con otras partes de mí que no están en la 3D. Animo a todos a desarrollar arte de cualquier forma, desde su propia perspectiva y creatividad interior. La sensación que tengo después de pintar es de pura alegría, me siento más ligera, como flotando, es como si la gravedad del planeta tierra se hubiese ido, la pintura me ha ayudado a sobrellevar tiempos muy duros en mi vida y por eso estaré siempre agradecida de mi y de mi alma.

Aquí presento esta acuarela llamada “La cruz”, me di cuenta que está inclinada como la que cargaba Jeshua pero ahora nadie la lleva, no hay nadie crucificado, ese no es el camino, es una manera vieja, así que bienvenida la nueva energía, nuevos caminos en los que el sufrimiento humano ya no está presente, de hecho está completamente fuera de la conciencia.

La Cruz
A %d blogueros les gusta esto: